lunes, 19 de enero de 2015

AÚN



Puesto que por ese resquicio,
sobre la surcada luminiscencia
de la tarde que agoniza,
dispondrás aún
del uso de los pies para el escape:
No dudes del primer camino,
después, ya echarás raíces.
  
Tiempo tendrás
para enrolarte en los ocasos
confundiendo las palabras,
que no tienes aún
para conjurar la muerte.

Pichy

16 comentarios:

  1. Aun, cuando no tiene comentarios, me resulta un buen poema.

    Abrazos —al poema—

    ResponderEliminar
  2. Pues tienes razón, no tiene comentarios y es un buen poema ¡que caramba!

    ResponderEliminar
  3. Es estupendo, amigo. (Ójala lo hubiese leído hace años).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante comentario, ¿por qué?

      Eliminar
    2. Este cartelito poético, no estaba como límite de no retorno en mi camino y aunque no creo que lo hubiese cambiado, es posible que me hubiese ayudado a sortear algunas piedras, y ahora tengo raíces, moho, musgo...
      La elección del camino ha de ser de uno mismo, pero si antes de elegir se te aconseja... el andar sería algo más seguro y nos daría confianza y fuerza para continuar, aún habiendo baches.

      Eliminar
    3. O sea, que ahora estás enraizada, mohosa y con líquenes, es decir, descontenta de tu situación actual porque te hubiese gustado ser, estar, hacer otra cosa de lo que has hecho o haces en la vida. ¡Claro, como casi todo el mundo! porque nadie está contento con su suerte, pero lo cierto es que hemos de saber que nuestro presente es producto de nuestro pasado, al que debemos comprender y llegar a amar para sentirnos felices de haber vivido y estar todavía vivos con todas las posibilidades de cambio. Como decía Luis Cernuda "el deseo nada tiene que ver con la realidad" y la realidad la vamos creando nosotros mismos con el deseo de que se cumplan nuestros sueños, esperanzas y libertades. De ahí la poesía.

      Eliminar
  4. Muchas gracias, amiga.No creas —que lo escribo por experiencia—, a mí me hubiese gustado escribirlo algunos años antes. Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hubieras podido escribirlo porque, entonces, no sabías lo que era poesía...hasta que aparecí yo.

      Eliminar
    2. Bno, eso puede ser parte de la verdad, amigo mío.
      Pero, aun con el conocimiento, me faltaba la experiencia para saber cuando debía detener la marcha y cuando debía marcharme, así dejé pasar muchas oportunidades. Las indecisiones paralizan. Hoy pienso, que nunca debemos detenernos, porque la vida es movimiento. Cuando uno percibe que la situación no es beneficiosa debe zarpar con cualquier rumbo, a tiempo, después queda la posibilidad de enmendarlo...antes de quedar atrapado. Pero, si dejas que las circunstancias te detengan, llega el momento en que echas raíces, te acostumbras o conformas. El mundo no es de los conservadores —no hablo de política—, el mundo es de los locos, de los que se arriesgan, de los que ambicionan, de los que se imponen.Cuántos conozco que han echado raíces junto a una mujer que no aman, por el hecho o el miedo a un cambio de vida,y cuando se deciden ya es tarde —ya son profundas las raíces—. Y así se puede traspolar el sentido a disímiles asuntos.

      Abrazos

      Pd.- Estás muy simpaticón, qué bno. Ojalá, siempre, fueras así.

      Eliminar
  5. Claro, amigo, claro, yo siempre estuve en movimiento y buscando, y zarpe con rumbos desconocidos y con miedo, pero me faltó saber navegar bien y siempre llegué al mismo puerto...no pude enmendarlo. Pero ahora que voy a cumplir los 68 el día 17 de este mes, estoy feliz de ser como soy y hacer lo que hago. Soy conservador y libertario, pero ya no arriesgo por si acaso, aunque le gané el juicio a Bankia por el dinero que se quedó en los fondos llamados "preferentes" y sé que ya han pagado en los Juzgados por ejecución de sentencia, aunque a mi ,todavía, no me ha llegado el dinero, pero está a puntito...

    ResponderEliminar
  6. Mucho me alegra que ganaras, amigo. En verdad lo de los bancos es atropellante, no les basta con ganar a costas de sus clientes, sino que quieren exprimirlos al máximo y con el mayor descaro accionan en contra de los mismos. Vamos a tener que volver a las botijas escondidas...que tampoco sirve de mucho, porque devalúan el dinero...y lo que era fortuna se convierte en calderilla.
    Yo no estoy seguro de si soy feliz o infeliz —depende del día que me lo pregunte—, sí de que sigo siendo un rebelde, inconforme con casi todo. Vivo con mucha prisa y problemas, consciente de que no seré longevo, tomando fármacos para dormir 3 o 4 hrs por día. Tengo demasiados compromisos para mi edad, porque no he aprendido a dejar correr la vida. Ya tengo comprometidos todos mis días libres —miércoles, sábado y domingos— hasta el 25 de este mes. Al final, no logro de vivir a mi libre albedrío, me comprometen los amigos, los ekobios, la familia...Me gustaría poder establecerme en un pequeñp pueblecito junto al mar, o poder vivir como los ciudadanos ¨desarrollados¨, sin esta pachanga perpetua en que vivimos los cubanos...quien quita que hoy cuando llegue a la casa alguien me esté esperando...y me cambie el plan que llevo de escribir algo? Y tenga que improvisar, casi, una fiestecita, o peor, asimilar penas. Bno, sé que no me entiendes, pero libero estrés contándote.
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gane en los papeles, pero a pesar de haber consignado el dinero en el Juzgado el Banco, aún no lo han diligenciado ni entregado a mi. Estoy como estaba: sin un peso.

    ResponderEliminar
  8. Pues, póngase a vender artesanías, que algún dinero le dará.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Para hacer eso en España, hay que ser autónomo, no estar jubilado -porque se pierde la jubilación- tener un local y pagar impuestos. Amén

    ResponderEliminar
  10. Ah, pues así no. Pero acá, sí se permite a los jubilados trabajar por cuenta propia —pagando impuestos, claro—. Te lo digo muy en serio, aquí pululan los artesanos...así que sus ganancias han de tener. Los hay que fabrican artesanías para los artesanos con licencias, ganan menos, pero no pagan impuestos. Incluso, muchos pintores —malos y regulares— también venden sus pinturas en los mismos lugares que los artesanos sus manualidades, o en galerías que improvisan en sus casas —pagando iguales impuestos—. Tienes que venirte a La Habana...sí, ya sé, no soportas el calor. Pero, te queda otra posibilidad, ya sabemos que la poesía no es para ganarse la vida...mas, la novela sí se vende y da para vivir bien —sino preguntales a Padura o Cevarría, que les adelantan abt 60000 euros por cada novela que presentan, no recuerdo si es a la editorial Madrid—. Entonces, tienes una novela por terminar...de la que ya ni hablas. Métale el hombro...quién sabe dónde la tiene.
    Abrazo

    ResponderEliminar