lunes, 1 de agosto de 2016

APOLOGÍA DEL PRESENTE



Los tornos del espejismo
reprimen la apología del presente.
Los rizos del sufrimiento
subsisten inmutables,
anversos a un osario que próspera
en el código de los centuriones
que pretendieron los astros
y sucumbieron como todos,
bajo el polvo.

Un estremecimiento ambulante
subvierte los ministerios de la razón
cuando se busca una ruta para la paz
con el estandarte de la locura.


Pichy

3 comentarios:

  1. Es curioso, pero ayer había escrito yo esto que no puse en ningún sitio:

    VOCES

    Oigo una voz que me dice
    -sin que por ello esté loco
    ni tenga alucinaciones-
    que la historia actual del mundo
    es un cáncer con metástasis
    como un ruido de violines
    que suena con arco y flechas
    indolencia del hombre
    que ha perdido la partitura
    donde se podía leer
    las notas del amor humano.

    Los amaneceres están sucios
    y se oyen voces
    escritas con bombas y balas
    que inmolan, destrozan y matan
    y la gente noble está insomne
    contando que lo perdió todo
    en la catástrofe.

    © Luis Vargas Alejo

    ResponderEliminar
  2. Está muy bien este poema "Voces"...pero, no me ilustra. Recuerda que soy lerdo: cómo ves la "Apología del Presente"?

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Tu poema es perfecto y tanto me ha gustado que mi contestación es un poema mío que habla de lo mismo. Dicen que los poemas se recrean en la mente del lector y se devuelven al autor ensoñoreándolo

    ResponderEliminar