jueves, 20 de octubre de 2016

TUVE SUERTE



Tuve suerte,
nací de buena cuna
y me crié en mansión de dioses,
después heredé mucho dinero
y nunca di un palo al agua.

Recorrí el mundo en mi yate
disfruté del buen yantar,
estuve con muchas mujeres,
tuve mansiones por doquier
y alguna vez, hasta di
limosna a un pobre.

Toda mi vida fue de lujo,
de fiestas y carnavales,
y aunque os de rabia
cumplí todas mis ilusiones.

Tuve grandes privilegios
y la gente se inclinaba a mi paso
y obedecían mis órdenes,
pues sabían que yo tuve poder 
y por suerte pude vivir como un dios
sendo el gran señor del mundo.

Y ahora que ya soy viejo,
al despertar esta mañana
me he dado cuenta,
que la vida es sueño,
pues nada tuve, nada fui,
nada soy,  nada tengo
y sin embargo, tuve suerte.

© Luis Vargas Alejo